divendres, 17 de setembre de 2010

PELÁEZ

Peláez señalÓ a su compañero, que era un buen mozo, moreno, de cejas muy pobladas, ceño adusto, ojos de color de avellana que hechavan fuego, boca grande, orejas puntiagudas, cuello muy robusto y abultada nuez.

1 comentari: